REPORTAJE | Anotaciones sobre cirugía del pecho

cirugia_mamaria

Se ha escrito mucho acerca de cuál debe ser el tamaño adecuado de las prótesis empleadas en la cirugía mamaria, tanto en el aumento de pecho, como en la elevación de senos. Las alternativas son numerosas en cuanto a la forma de las prótesis, los métodos de colocación y la anatomía de la propia paciente. Podríamos ir desgranando una a una las alternativas y los porqués de cada caso pero ello daría para escribir un manual de cirugía plástica.

Grosso modo, podríamos afirmar que no debemos abusar en la elección de prótesis de gran tamaño pues aunque inicialmente la paciente se pueda ver bien, a largo plazo el uso de prótesis de mama de gran tamaño dará lugar a efectos deletéreos en el tiempo. Entre estos efectos destacaremos un envejecimiento acelerado de la piel del pecho, pues no es lo mismo que tenga que aguantar el peso de una prótesis de 300gr. que una de 600gr. Por otro lado, es conocido que el uso de prótesis mamarias de gran tamaño puede producir un aumento en la incidencia de contractura capsular y ello podría ocasionar pasar de nuevo por el quirófano para la retirada del implante y de la cápsula.

-Aumento de mama:
Conocida también como mamoplastia de aumento. Se realiza introduciendo una prótesis de silicona a través de una incisión camuflada en la axila, en el borde inferior de la areola o en el surco submamario.

El elegir una u otra dependerá normalmente de las preferencias de la paciente. Así mismo también será necesaria la elección de la forma de la prótesis. Ésta puede ser redonda o anatómica, es decir, con forma de lágrima. Aunque en opinión del Dr. Javier Collado, de Clínicas Rincón, el lugar más adecuado para introducir la prótesis es a través del surco inframamario y si queremos buscar un resultado lo más natural posible deberá ser con una prótesis anatómica, pues aporta una caída más armónica del pecho. Así mismo, la prótesis puede colocarse por encima o por debajo del músculo pectoral, la elección de cada caso dependerá de múltiples factores, como el tipo de pecho de la paciente o la actividad física que realice. Se puede realizar el aumento de senos con grasa de la propia paciente (lipofilling mamario), también conocido como aumento de mamas sin cirugía, aunque en este caso el aumento será entorno a una talla. Incluso tenemos la opción de combinar el aumento con prótesis con el lipofilling mamario o lipotransferencia, con el fin de mejorar el aspecto y la cobertura del implante mamario, dando una apariencia más natural al aumento de mamas.

-Elevación de mama:
Conocida como mastopexia. Con el paso de los años y factores como la pérdida de peso, el embarazo, la lactancia o la gravedad producen la pérdida de forma y firmeza, lo que da lugar a la caída del pecho o la llamada ptosis mamaria. Esta cirugía puede realizarse sin y con implantes mamarios. El optar por una u otra técnica dependerá de la forma del pecho y de las expectativas de la paciente. Si el pecho ha perdido volumen será aconsejable utilizar también prótesis para realzar el pecho y darle una forma más consistente, pues no sólo persigue una elevación del pecho, sino también una mejora de la forma. En función de la cantidad de piel sobrante la cicatriz puede ir desde una línea alrededor de la areola, una vertical o una T invertida. En la primera consulta el Dr. Javier Collado le asesorará sobre que técnica se adapta mejor a sus necesidades.

-Reducción de mama:
También denominada mastopexia de reducción. En opinión del Dr. Javier Collado, esta intervención tiene la finalidad de resolver un problema físico, más que un problema estético. Cuando se indica esta intervención, no sólo sobra volumen de glándula mamaria, sino que también sobra piel. Por lo que será necesario reducir la cantidad de ambos componentes. Para ello será necesaria una cicatriz en forma de T invertida o de ancla en la mama intervenida. Con los cuidados oportunos esta cicatriz se irá haciendo cada vez más imperceptible y habitualmente quedará cubierta bajo el sujetador o el bikini. En los casos de mucha ptosis o caída mamaria, en lugar de movilizar el complejo areola pezón con sus vasos y nervios, habrá que extraerlo por completo y aplicarlo a modo de injerto de piel, como si de una “pegatina” se tratase. Es importante que las pacientes no fumen los días previos y posteriores a la intervención, pues esto influye en el proceso de cicatrización.

-Reconstrucción mamaria:
Después de la extirpación de la mama por motivos oncológicos llega el proceso de la reconstrucción.

Puede ser realizada de tres formas diferentes, expansión de la piel del pecho mastectomizado, colgajos que realizan la trasferencia de tejido hacia la mama que queremos reconstruir o, por último, la transferencia de grasa del propio paciente mediante lipofilling o lipotranferencia al pecho que queremos reconstruir. Todos los procedimientos pueden combinarse, la elección de uno u otro dependerá de las características de la piel del pecho mastectomizado y de las preferencias de la paciente. El Dr. Javier Collado tras una detenida exploración le explicará detenidamente cual es la alternativa que mejor se adapte a sus características. La finalidad siempre será alcanzar la máxima simetría posible entre ambas mamas por lo que en muchos casos será necesario una intervención sobre el pecho sano, bien para aumentarlo, elevarlo o reducirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *