Cistitis ¿sólo en verano?

th_73d9f63cbf68d5d7391d41bb4dcbecbf_cistitisol

Los síntomas de la cistitis son fácilmente identificables: raramente aparece fiebre, a veces un poquito de sangre con la orina y el aumento de la frecuencia al miccionar; sensación de quemazón y escozor al orinar; a veces, verdadero dolor: “como si me salieran cristales a través del caño de la orina”, así lo definen los pacientes, según explica Manuel Fernandez Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual, quien  aclara los tipos de cistitis existentes según su localización anatómica:

“En este sentido, podríamos hablar de cistitis propiamente dicha por la infección del tracto urinario inferior; hablamos de pielonefritis si es el superior, en la zona del riñón”.

¿Cuáles son las principales causas de la cistitis?

Si hablamos de afecciones de la parte superior del tracto urinario, la bacterias normalmente llegan hasta ahí por al sangre. Sin embargo, si hablamos de cistitis en torno a la vejiga, las bacterias llegan porque colonizan desde la piel que hay alrededor de la uretra, la vagina, se meten hacia dentro y pueden colonizar la vejiga y provocar una infección.

En muchos casos desconocemos la causa. Sabemos que existen factores que favorecen su aparición. Hay mujeres que asocian tener una cistitis con una relación sexual; existe un traumatismo en la relación que puede provocar el paso de bacterias a la vía urinaria; el verano con los bañadores húmedos, las piscinas…

También vemos como en mujeres de cierta edad se producen cambios hormonales que hace que cambie la mucosa, es decir, la parte interna de la vejiga, y es más fácil que lleguen bacterias. Podemos aconsejar la prevención, pero llegar a una causa última es complicado.

¿Y en el caso del hombre cuáles son las causas?

En el hombre la infecciones son distintas. Cuando un hombre tiene una infección de orina suele haber una causa detrás. Como son más difíciles de que se produzcan es muy probable que exista una patología prostática.

La próstata al ser una glándula en la salida de la vejiga, dificulta la salida de orina. Hay mucha gente que no vacía la vejiga del todo, se produce un residuo y si te quedas con orina dentro se puede desarrollar una infección. Si tiene una litiasis, una piedrecita dentro de la vejiga, tener un cuerpo extraño hace que las bacterias lo colonicen y desarrollan una infección.

¿A quién afecta principalmente esta enfermedad?

No hay paridad. La mujer sale perjudicada. Se debe a una cuestión anatómica. La uretra femenina es corta, dos o tres centímetros pero la masculina puede tener 12, 13 o 15 centímetros. Esto supone una barrera importante para que las bacterias exteriores lleguen hasta la vejiga. La mujer, precisamente por esto, e influenciada por cambios estacionales, puede tener más factores de riesgo.

Arándano rojo, contra la cistitis

EFE/J.M.Espinosa

Los tampones o el diafragma son cuerpos extraños que se localizan en la vagina pero no hay que olvidar que la uretra está en la parte superior de la parte externa de la vagina y es fácil que bacterias que pueda haber por allí se metan.

¿El bajo consumo de líquidos puede ayudar?

Si tienes un estante donde el agua no fluye se llena de algas, bacterias, etc… es más fácil que crezcan microorganismos; igual pasa en la vejiga si no bebes líquidos. Es recomendable beber de dos a tres litros para evitar infecciones.

Con la comida no hay una relación clara. La dieta debe ser equilibrada y sí es cierto que determinados alimentos pueden modificar el ph de la orina, la acidez de la orina; así podemos tener mayor o menor tendencia a tener infecciones.

¿Los afectados suelen utilizar remedios caseros o acuden al médico con los primeros síntomas?

Cada vez viene más gente al médico. Antes del tratamiento habría que concienciar a las personas y lo primero que habría que hacer es diagnosticarla. Hacer un cultivo y saber qué bacteria es la que le provoca la infección. Esto no es un problema; aunque te pase el sábado por la noche debemos recoger una muestra de orina, guardarlo en la nevera y llevarlo el lunes para que lo analicen. Cuando tenemos el diagnóstico, el tratamiento es muy sencillo. La muestra de orina dice qué bacteria y qué grupo de antibióticos le va bien.

¿Cuál es el papel del arándano rojo frente a la cistitis?

El arándano rojo tiene un carácter preventivo. Lo que hace es colaborar y modificar el ph urinario e impedir que las bacterias se adhieran a la pared de la vejiga. Así son arrastradas más fácilmente por el agua. Tiene carácter preventivo más que terapéutico.

¿Nos preocupamos todo el año de la cistitis?

En verano repunta el numero de pacientes, pero las mujeres vienen en cualquier época. La mejor manera de mantenerlo controlado es tener una buena ingesta de líquidos tanto para la mujer como para el hombre.

Fuentes: EFESalud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *